miércoles, 20 de agosto de 2008

Por qué es posible creer que la mentira es mejor. En realidad... otro alegato dedicado también a los amigos.

La mentira es menos conflictiva que la verdad.

La mentira es eficaz, la verdad es inoperante.

La mentira es más fácil de practicar, sobre todo cuando está bien vista.

La mentira puede ser cualquier cosa, y no tiene por qué ser estética.

Una mentira puede ser lo primero que se le ocurra a uno (sobre todo cuando se muere uno de miedo de confesar una verdad).

La mentira no tiene por qué guardar relación con la mentira anterior (ni con la verdad previa): esto la hace muy cómoda además de permitir un ahorro importante de almacenamiento cerebral y periodístico (que puede ser constantemente borrado o vaciado para su reutilización, como para guardar cosas más apetecibles del tipo de los objetivos de venganza o de los deseos más ansiados y mezquinos).

En fin...: ¿no creeis que este es un tema de plena vigencia que merece tanto espacio como el que su objeto va conquistando?

Pues os animo a añadir vuestras propias verdades sobre la mentira.

(... y a no dejar de reflexionar y de opinar sobre mis más sesudos posts que aquí van siendo sepultados...)

13 comentarios:

Hector1564 dijo...

Hola,

Pues os animo a añadir vuestras propias verdades sobre la mentira.

Allá voy (y muy relacionado con el tema político de la crisis económica):

La mentira puede ser sedante, la verdad (casi?)siempre dolorosa.

Saludos

Carlos Suchowolski dijo...

Gracias: buen aporte.

Crispal dijo...

"La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira". Jean François Revel, El conocimiento inútil.

Carlos Suchowolski dijo...

Hola, Cristal y bienvenida tu aparición explícita. Así lo creo, con Revel (que desconozco y sobre el que me informaré), es más, creo que la mentira, al menos hoy, permite dirigir mientras que la verdad te da el pasaporte al olvido y sus formas. Gracias por el aporte.

Carlos Suchowolski dijo...

Perodón... CRISPAL! (Es que era tan cristalino el comentario que...)

Crispal dijo...

Carlos, te ruego encarecidamente que te leas YA el libro de Revel "El conocimiento inútil".
Es imprescindible. ;-)

Carlos Suchowolski dijo...

Gracias, lo buscaré, pero no prometo una lectura completa si no vislumbro algo realmente nuevo en el panorama. En todo caso: ¿has hablado de este libro en tu blog o hay quién lo haya hecho? En tal caso, pásame el link para que vaya abriendo boca.
Y gracias de nuevo, Crispal.

Carlos Suchowolski dijo...

Estimado Crispal:
En LD.com accedí al "Perfil de Revel" publicado allí el 1-5-2006. De allí rescaté lo que reproduzco y luego comento en parte y brevemente para dejar clara mi propia postura (cosa que se verá mejor en los dos próximos posts que estoy a punto de publicar en cuanto los pueda revisar y que haré de manera progresiva para que se puedan leer tranquilamente y no se sepulten el uno al otro muy rápidamente).

Sigue pues la reproducción:

"La constante en la obra de Revel es la denuncia del totalitarismo, y del uso de la mentira y la propaganda a favor de las ideas de la izquierda. Es una severa advertencia a la ingenuidad que aún muchos liberales padecen, la de creer que la mera exposición de la verdad es suficiente para desterrar automáticamente los errores y las falsas doctrinas. La de pensar que los enemigos del liberalismo usan su capacidad racional para buscar la verdad con honestidad, cuando ésta es empleada generalmente en el diseño de formas de ocultar o dulcificar la realidad tanto de la teoría como, sobre todo, de la práctica del socialismo.

"Revel desvela que el ataque de los enemigos de la libertad se ha dirigido, de forma deliberada, a corromper y demoler los fundamentos que sostienen nuestra sociedad con el objetivo de sustituirla por otra, aquella diseñada y dirigida por la izquierda. Y es que, para destruir una sociedad que depende de mantener ciertas normas éticas, del uso de la razón y de la información veraz es preciso corromper la ética, negar la capacidad de la razón y, sobre todo, contaminar las fuentes de formación e información de los ciudadanos: la educación y los medios de comunicación, objetivos de la izquierda desde Gramsci y que, una vez colonizados, permanecen como quinta columna de las sociedades libres pese a la caída del muro.

"Esta es, tal y como nos muestra Revel, la estrategia que han empleado siempre los enemigos de la libertad y de la civilización occidental. Y tal ha sido su éxito que han conseguido sobrevivir a sus propios fracasos en el banco de pruebas de la Historia e, incluso, al derrumbe completo de su utopía de cabecera. Porque han conseguido que la mentira sustituya a la verdad, transformándola en la primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo."

Y a continuación señalo (dejando de lado lo rescatable, a saber: la denuncia del totalitarismo, etc., que podría ser parcial, como muy bien es admisible suponer salvo... aceptación ciega o... "fé ciega"):

1) No me perece aclaratorio sino oscurantista la mención a "los enemigos de la libertad y de la civilización occidental", sino una vez más IDEOLÓGICO. Siendo así, esta "acusación" al "enemigo indudable" merece ser sometida a crítica, lo que precisamente no hacen quienes se adscriben militantemente al liberalismo sin más (repitiendo así otras adscripciones como las de sus "enemigos", "la izquierda"). Y esto, fundamentalmente, porque encierra la FALSA atribución de VERDAD ABSOLUTA al propio DOGMA y la FALSA idea de que se puede tener la "VERDADERA" óptica humana, del pasado, del presente y sobre todo del FUTURO.

Justamente, es por eso que, como bien reconoce Revel según la crónica al menos, sea ingenuo: "creer que la mera exposición de la verdad es suficiente para desterrar automáticamente los errores y las falsas doctrinas", lo que se debe autoaplicar. O al menos, no se puede demostrar, es decir, se debe o no aceptar (al igual que las opuestas) como artículo de fe.

2)Esto último... ¿significa que dado que no hay posiobilidad de diálogo posiotivo se deba recurrir a la fuerza, la contra propaganda, etc.? Por qué no... en el fondo se trata de una lucha a muerte por imponer una u otra sociedad a TODOS los demás. Pues bien, esto asemeja los unos a los otros, cosa que no se puede aceptar desde ninguno de los dos bandos si se pertenece a uno de ellos.

En realidad, no es una cuestión de "izquierdas" o "derechas" sino de... BUROCRACIAS MAQUIVELICAS que con unos u otros colores MIENTEN para GANAR.

Y sin duda hay en ambos "bandos" gente honesta, Revel mismo, por qué dudarlo a priori, sólo que... podrían ser ya ingenuos, ya utópicos... Esto es lo que está por demostrar y no seguir simplemente agitando banderas y creencias y haciendo referencias a "autoridades2 y "líderes".

En breve, esta es mi visión.

Un saludo y gracias.

Crispal dijo...

Carlos, en realidad la descripción que hacen el LD de Revel es, quizás, un tanto parcial. Aquí no se trata de izquierdas o derechas sino más bien de partidarios de la democracia liberal o del totalitarismo (éste puede ser de izquierdas o de derechas). Revel lo que denuncia (y no aparece en la reseña de LD) entre otras cosas es cómo en nuestros días el volumen de información es tan brutal que nos impide asimilarla y, en definitiva, estar informados. Y por supuesto, cómo se utiliza la información con fines políticos.
En fin, a mí me pareció en su momento un libro imprescindible y me gustaría que lo leyeras. ;-)

Carlos Suchowolski dijo...

Hola, Crispal; lo haré sin duda, ya estaba decidido (no pensaba quedarme con la reseña) y seguramente me resulte interesante. La línea de todoas maneras parece la de Hayek aunque estará actualizada. Incluso la reflejada por Bruno Leoni ("La libertad y la ley") al que accedí gracias a Mary y que no terminé (aunque lo haré) debido a que tenía cosas en cola. ¡Hace poco comenté con una amiga: me haría falta una vida para leer y otra para escribir! Pero bueno, allá vamos...

Dime entretanto qué piensas de mi post sobre izquierdas y derechas que un poco anticipa lo que estoy por publicar casi de inmediato:

http://unanuevaconciencia.blogspot.
com/2007/08/patrimonios-ideolgicos-
del-pensamiento.html

(tienes que unir las tres líneas, como es obvio)

O:

http://unanuevaconciencia.blogspot.
com/2007/10/
el-capitalismo-supervisado-y-la.html

O (ya abusando):

http://unanuevaconciencia.blogspot.com/
2008/02/liberalismo-y-realidad.html

Me interesan muchísimo las opiniones democrático-radicales ajenas y aprovecho el contacto afable establecido que seguro no te molestará.
Gracias por anticipado.

Carlos Suchowolski dijo...

Hola Crispal de nuevo (si ves esto): Navegando más... hallé una entrevista a Revel muy reveladora sin duda. A la pregunta: "¿Dónde estaría hoy la frontera entre izquierda y derecha?"

Contestó:

"En la política que aplican los gobiernos, ninguna. Todos se ven obligados a aceptar la lógica de la evolución económica. De ahí que los partidos socialistas de hoy en día sólo tienen de socialismo el nombre. El socialismo, tal como se concibió en el siglo XIX y trató de aplicarse en el siglo XX, con la apropiación por el Estado de los medios de producción, ha muerto. Sobrevive sólo como utopía. Y la utopía no puede servir de remedio para los males que genere el capitalismo. La corrección de esos males sólo podrá venir del propio liberalismo. No hay una vía diversa."

Ten por seguro que usaré esto en su contra (y no por placer sádico, sin duda, sino porque confirma mis puntos de vista hasta límites que ni siquiera esperaba). Como te respondía antes: esto ya estaba en Hayek e inclusive se perfilaba en Mill.

Think about and take care.

Carlos Suchowolski dijo...

Sorry, me dejé el link a la entrevista:

http://www.libertaddigital.com/
ilustracion_liberal/articulo.php/147

Carlos Suchowolski dijo...

Ya tengo a Revel en la pila. Será interesante y otro caso de desertor de las filas de la "izquierda" refugiado en las playas del liberalismo. Lo leeré como Strauss llama "bien".